11.17.2013


1. A ti, que crees que existo...
(«A ti, que crees que existo,
¿cómo decir lo que sé
con palabras cuyo significado
es múltiple;
palabras, como yo, que cambian
cuando se las mira,
cuya voz es ajena?
¿Cómo decir
que no soy
pero que, en cada palabra,
me veo,
me oigo,
me comprendo,
a ti, cuya realidad
renovada
es la de la luz
a través de la cual
el mundo cobra conciencia del mundo
perdiéndote
pero que respondes
a un nombre
prestado?
¿Cómo mostrar lo que he creado
fuera de mí,
hoja tras hoja,
donde todo rastro de mi paso
está borrado
por la duda?
¿A quién se le han aparecido esas imágenes
que ofrezco?
Reivindico, en último extremo, lo que me es debido.
Cómo demostrar mi inocencia
cuando el águila ha volado de mis manos
para conquistar el cielo
que me atenaza?
Muero de orgullo en el límite
de mis fuerzas.
Lo que espero está siempre más lejos.(...) EJ

8.20.2012

"Hay otra manera, también, se sentirme en El Paraíso: el síndrome de Stendhal. Lo puedo sentir mirando un atardecer, un rostro hermoso, un cuadro, escuchando a Lara Fabian cantando Je suis malade o a Pavarotti cantando Mama Lucia. O caminando con la persona a la que amo": CPR.

12.21.2011


Es poco frecuente llegar primero a la música y luego a la película que lleva esa música. Este año me pasó con "Dust of time", de Theo Angelopoulos. No he podido verla pero he dormido con esa música las últimas siete noches... es con ella con la que este miércoles pondré punto final a un año laboral, a un año en el que he perdido (no biológicamente) a dos mujeres que han significado mucho para mí... pero, diría una de ellas, es lo que hay. Y lo que hay es una inconexión entre el decir y el hacer: acomodar el significado de la palabra reciprocidad a la circunstancia conveniente; preferible, entonces, la pérdida.

9.28.2011


"¿por qué?
¿por qué esta marcha?
¿por qué este movimiento
sin esperanza hacia lo que
no tiene importancia?"

10.26.2010


Hay instantes, ciertos instantes en los que el hombre se queda sin sombra, sin luna.

9.28.2010

IJ

¿qué hay en
el espacio
que media
entre
I y J?

El hombre se hizo esa pregunta
el 2 de junio de 2007.
Hoy, 28 de septiembre de 2010
sabe qué es el
ABISMO.
No
hay
guerra
peor,
que
la
de
uno
con
uno
mismo.