9.30.2006








...En el corazón de un hombre hay una vacante

9.14.2006

Era este un año que pintaba para poco: terminada una relación, cambio de morada, de trabajo y el viejo pendiente para reconciliarme con la academia. A unos meses de que termine 2006: ya estoy en la universidad, las notas no son malas; sigo en la banca de los solteros, sin nadie a la vista; el trabajo no es lo ideal, pero sobrevivo. Viajes a la ciudad de México, conocer más gente y dentro de esa gente, a alguien a quien puedo creerle (sin que ella, estoy seguro, se haya propuesto hacerme creer), que me hace reír, hablar... que, pese a todo, sonríe... J, su mirada... su forma de andar por la vida... de aferrarse hasta el final por ir a lo que le apasiona; hay en ella, una forma de pasión, un trozo de pasión... y contagia